Vitalidad

¿Por qué comer saludable es más barato?

14 abril 2015 — by Neus Elcacho0

main

Vitalidad

¿Por qué comer saludable es más barato?

14 abril 2015 — by Neus Elcacho0

Comer saludable nos sale más barato porque a la larga, ahorraremos en medicinas y tratamientos. ¿Cómo puede la alimentación conseguir eso? Evitando o reduciendo de nuestra vida aquello que estresa y agota nuestro organismo: azúcar, grasa saturada, lácteos, gluten, cárnicos, aditivos, exceso de comida, falta de ejercicio, estrés físico y mental, y emociones negativas recurrentes.

Comer sano es más barato

Muchos pacientes en consulta se quejan de que comer sano o comer ecológico es más caro, y que no se lo pueden permitir. Este mismo hecho le sucede a las personas que de repente les diagnostican a ellos o a sus hijos celiaquia y tienen que empezar a consumir productos sin gluten.

Comer sano, ecológico o sin gluten no es más caro. El problema está en tener suficiente información para saber escoger qué comer y en qué cantidad.

Cuando una persona empieza a comer más saludable lo primero que hará es reducir la cantidad de proteína animal que consume y sustituirla por más proteína vegetal como las legumbres. La diferencia de precio entre el pollo, el pavo o la ternera con un pote de legumbres (que ya vienen hasta cocidos) es abismal, y un plato de garbanzos nos aporta los mismos aminoácidos que dos filetes de pollo.

Si empezamos a sustituir todos esos platos preparados que compramos para ahorrar tiempo cocinando y priorizamos nuestro tiempo dedicando más a cocinar y hacer los platos más sanos y caseros, veremos que no sólo nos ahorramos una buena cantidad de dinero sino también de aditivos que generan toxicidad y sobrecargan nuestro organismo.

Si tu hígado está limpio y funciona bien seguramente no tendrás tantas migrañas ni dolores de regla ni alergias, y evitarás tener que comprar antiinflamatorios y antihistamínicos.

Para comer sin gluten no hay que ir hacia esos productos que hacen especialmente para celíacos, sino saber bien qué cereales no tienen gluten y consumir el resto de alimentos lo más naturales posibles de manera que no puedan contener trazas de gluten debido a una producción cruzada de alimentos.

¿Qué cereales no tienen gluten? El arroz, el maíz, el mijo, la quinoa, el trigo sarraceno, el amaranto, el teff y el sorgo. Puedes hacerte tus propias palomitas de maíz, juntarlas con un poco de miel y hacerte unas buenísimas tortas de maíz para media tarde. O hacerte albóndigas de amaranto, con un poco de setas, cebolla y, si quieres, un poco de queso. Quedan buenísimas.

Por otro lado, estudiar o leer un poco de horticultura nos va a permitir tener hasta en nuestro pequeño balcón cuatro vegetales que nos ayuden a no depender tanto de comprar. Si siempre has deseado tener un huertecito ahora es tu momento. Cada vez tenemos más cerca los conocimientos y materiales para hacerlo posible, y en cualquier rincón, requiriendo un poco de tiempo el fin de semana y cada día mientras desayunamos por ejemplo.

A la hora de la merienda, comprarnos una pieza de fruta, hacernos un zumo de vegetales o tener barritas o crackers caseros puede reducir a la mitad los gastos en compra. La bollería o bocadillos de las cafeterías, las galletas para los niños, el pan especial de cada día… Todo tiene una altermativa más barata, y seguramente más saludable. Algunas veces es cuestión de tiempo, otras veces es cuestión de saber sitios, marcas y opciones culinarias que nos ayuden, y en este blog no os va a faltar de ello!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *