Vitalidad

Fruta deshidratada

29 mayo 2015 — by Neus Elcacho0

main

Vitalidad

Fruta deshidratada

29 mayo 2015 — by Neus Elcacho0

Cuando nos vayamos a correr o nadar también es bueno acompañar las barritas, con galletas, bebida isotónica, y fruta desecada en casa como los plátanos, los dátiles, y las pasas.

De esta manera obtendremos tanto azúcares complejos, para aguantar más tiempo, como azúcares sencillos para tirar adelante con un súper subida por ejemplo o cualquier otro cambio de ritmo. Es el momento de bajar ritmo, tomar algo y continuar con el reto. La pájara ocurre cuando nuestro cuerpo se queda sin glucógeno, y debemos evitar que llegue ese momento. En consulta calculamos cuál es tu umbral aeróbico, para saber en qué momento podemos tomarnos glucosa o fructosa y evitar agotar nuestras reservas de glucógeno.

El 75% de los deportistas que no pueden acabar una carrera de larga distancia, estamos hablando de carreras de más de 5 horas, lo hace por problemas digestivos, por dolor abdominal. Y es que tenemos toda nuestra sangre concentrada en nuestros músculos, y a la mínima que llevemos algo al estómago, o bajamos rendimiento por unos momentos, o se nos cruza lo que hemos comido. Por ello es tan importante acostumbrarse a los alimentos en los entrenamientos, para no encontrarnos con sorpresas en una carrera.

La receta que vamos a preparar hoy es una mezcla de azúcares: Los dátiles y pasas que podemos comprar los vamos a mezclar con trocitos de plátano, manzana, espolvoreados con coco y cacao en polvo. Y lo vamos a deshidratar para que quede crujiente.

El potasio y el magnesio que contiene el plátano nos va a ir bien para las rampas pero estos minerales se absorben lentamente por lo que no es un buen remedio in situ, hay que hacer unas buenas reservas de potasio cada día.

Los dátiles tienen más contenido en agua y energía (azucares rápidos) y menos fibra, que cualquier otra fruta seca, por eso en este caso, en el que queremos aportar glucosa rápida para no tirar de glucógeno, nos irá muy bien.

Hay que cortar los dátiles, las pasas, la manzana y el plátano a trozos iguales, repartirlo por la bandeja de la deshidratadora (mejor que la bandeja lleve un papel especial encima para que no se caigan los ingredientes en polvo hacia abajo). Espolvorear cacao y coco, mezclado o en dos partes. Dejar entre 6-10 horas según queréis que quede más o menos crujiente. Dejadlo por la tarde-noche y así por la mañana ya los tendréis hechos, los podréis guardar en un poco de papel o plástico y llevar a vuestra carrera o entrenamiento.

Qué comer después de entrenar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *