Vitalidad

Disfrutar la celiaquia, disfrutar sin gluten

4 mayo 2015 — by Neus Elcacho0

main

Vitalidad

Disfrutar la celiaquia, disfrutar sin gluten

4 mayo 2015 — by Neus Elcacho0

La celiaquía es una enfermedad cada vez más presente en la sociedad occidental. Se trata de un problema autoinmune en el que el cuerpo reacciona ante la toma de cereales y productos preparados que contengan gluten, una proteína propia del trigo y otras gramíneas. Los síntomas por lo tanto, pueden evitarse con el control alimentario de estos alimentos.

Molino de madera para harina | Waldner - Silence

Si tienes astenia, depresión, diarrea, hinchazón y muchos gases, problemas de piel, hígado u otras intolerancias, puede que tengas este problema con el gluten.

¿Cómo se sabe si se tiene esta intolerancia? A través de una analítica de sangre dónde se comprueban parámetros alterados en anticuerpos antigliadina, antiendomisio y antitransglutaminasa tisular. Esta patología tiene diferentes grados de gravedad.

Una dieta sin gluten debe ser siempre supervisada por un profesional de la nutrición, ya que dejar de comer gluten puede producir carencias en nuestro cuerpo, y hay que saber cómo sustituir bien los alimentos que contienen gluten, así como conocer bien qué tipo de alimentos y bebidas preparadas pueden contenerlo. Por lo general, los cereales que contienen gluten son los siguientes:

  • Pan de trigo (el normal) sea blanco o integral
  • Pasta de trigo (el normal) sea blanca e integral
  • Harina de trigo sea blanca e integral
  • Pan y pasta de espelta o kamut
  • Centeno
  • Avena
  • Cebada
  • Harina de espelta, kamut, centeno, avena y cebada
  • Cuscús
  • Bulgur
  • Seitán
  • Cerveza
  • Salvado

Sin embargo, la mayoría de productos preparados como la pizza, sobres de sopa, galletas, bollos, magdalenas, bizcochos, patés, quesos, embutidos, turrón y dulces en general llevan gluten.

Son un peligro para las personas celiacas ya que a lo mejor se han utilizado alimentos que no deberían contener gluten pero al ser fabricadas en un lugar en el que también se preparan otros alimentos que sí lo contienen, pueden contaminarse con trazas.

Hay que leer siempre las etiquetas y tener especial cuidado con ciertos ingredientes como:

  • Almidón
  • Malta
  • Levadura
  • Levadura de cerveza
  • Fibra
  • Fécula
  • Germen de trigo
  • La serie de E-1400s
  • Jalea real

Hay que tener especial cuidado pues también con los productos artesanales, a granel, fastfoods, restaurantes, etc. Cuando salgamos a comer fuera, aseguraos de que lo que pidáis está exento de gluten; por internet podéis encontrar listas de locales especiales para celíacos, y podéis llevaros a vuestros amigos y familiares allí, que ni notarán que los alimentos no tienen gluten.

Una buena opción es optar siempre por productos que contengan el símbolo de producto sin gluten y tener a mano la lista oficial de alimentos sin gluten. Podéis ver la lista en este enlace. Sin embargo, el problema más grande de los celiacos es el precio de estos productos. Los precios se disparan y como hay pocas marcas especializadas, se aprovechan.

Los dietistas en estos casos lo que recomendamos es que las personas con celiaquia o que no puedan consumir gluten, tienen que saber de memoria qué cereales no contienen gluten para poder tomarlos diariamente, aprender a hacerse pan en casa o comprar en panaderías buenas, no comprar pan preparado congelado ni pasta ni otros alimentos preparados especiales para celiacos ya que contienen un sinfín de aditivos, azúcares y otros ingredientes que hacen que ese producto deje de ser realmente natural y saludable.

Lo mejor, como digo siempre, es priorizar los alimentos que provengan directamente de la naturaleza y evitar los preparados. ¿Qué cereales no contienen gluten?

  • Arroz
  • mijo
  • sorgo
  • teff
  • maíz
  • quinoa
  • polenta
  • trigo sarraceno
  • amaranto.

En el caso de la pasta, podéis aprender a hacer vosotros mismos la pasta pero también se puede encontrar muy fácilmente en herbodietéticas y supermercados ecológicos. En el caso del pan es mucho más difícil. En los pueblos es casi imposible encontrar pan sin gluten que no sea congelado. Y la mayor parte de las veces, el sabor es horrible. En las grandes ciudades ya empieza a haber cada vez más panaderías o sitios especializados que venden pan sin gluten, y con un sabor en condiciones, pero aún cuesta encontrarlos, y sobretodo el precio también es bastante alto. Es mucho más fácil tener varios cereales, semillas y legumbres en casa, preparar las harinas y hacerse el pan en casa en una panificadora o en el horno mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *