Personas

Cómo conservar tus zumos verdes y leches vegetales

15 diciembre 2016 — by siQuri.es0

main

Personas

Cómo conservar tus zumos verdes y leches vegetales

15 diciembre 2016 — by siQuri.es0

Para no perder nutrientes y conservar las cualidades de tus zumos verdes y leches vegetales, apunta nuestros consejos

Mucha gente nos cuenta que le encanta disfrutar cada mañana de su zumo verde pero que, por desgracia, no disponen del tiempo suficiente para hacerlo.

Aunque Essenzia Green y Juicepresso Fiber Control son dos extractores muy sencillos de usar y lavar, es cierto que la pereza por las mañanas nos puede. Te entendemos perfectamente.

Lo ideal es tomarse los zumos verdes justo después de haberlos licuado para que no se oxiden, sin embargo, hay algunos trucos para que puedas prepararlos con antelación y dejarlos guardados para el día siguiente. Siempre será mucha mejor opción que no tomarlos.

Igual pasa con las leches vegetales. Muchos nos habéis comentado que os duran demasiado poco. Pues bien, hay ciertos aspectos que debes tener en cuenta para que tus leches vegetales duren más días con sus propiedades intactas.

A continuación, te damos las clave para conservar mejor tus zumos verdes y leches vegetales.

ZUMOS VERDES

-Si preparas el día anterior, te recomendamos que lo guardes en un bote de cristal con tapa intentando que el líquido llegue hasta arriba, justo donde va la tapa, para que no quede aire. El aire es uno de los principales elementos oxidativos del zumo, por lo que es importante evitar que quede dentro de la botella.

Protégelo con una malla o bolsa para que la luz no penetre. Otro de los factores oxidativos del zumo es la luz.

Consérvalo en el refrigerador. Durante los meses de frío, si en tu cocina la temperatura no es muy elevada, puedes dejarlo a temperatura ambiente. En Verano, siempre a la nevera ya que con el calor se pueden desarrollar bacterias perjudiciales.

LECHES VEGETALES

Las leches vegetales, bien conservadas, deberían durar unos tres días en la nevera aproximadamente. Hay que tener en cuenta que los frutos secos son un alimento delicado después de haberse remojado, ya que al estar las semillas activadas, disponemos de un alimento «vivo», con poder de germinación.

Es por eso que debes vigilar muy bien que el remojo se haga en un lugar fresco y seco y, si es necesario, cambiar el agua una o dos veces para evitar la proliferación de bacterias patógenas. En Verano es muy importante este paso porque con el calor es mucho más fácil que aparezcan.

Prepara una cantidad que vayas a consumir en menos de dos días. Es lo ideal. Así si te sobra, no vas a tener que tirarla.

-Si la mezcla te ha quedado muy espesa, pásala por una gasa o colador chino. Eliminar los restos evitará que se vuelvan agrios y te estropeen la leche. Sabrás que te ha quedado muy espesa si al ponerla en una botella quedan posos en la parte inferior. Lo verás fácilmente.

Guárdala en una botella de cristal con tapa hermética. Es importante que esté bien cerrada porque evitaremos la entrada de aire constantemente.

Evita dejarla mucho rato fuera de la nevera cuando la uses. Cometemos el error de sacarla para desayunar, dejarla en la mesa durante un rato y después volverla a guardar. La leche casera no está pasteurizada, por lo que es muy sensible a los cambios de temperatura. Mejor sácala de la nevera cuando vayas a usarla y vuélvela a meter rápidamente.

Esperamos que con estos trucos disfrutes de los zumos y leches vegetales todavía más. Que nadie nos quite nuestro momento Essenzia cada mañana 😉

¿CUÁLES SON TUS TRUCOS PARA CONSERVAR MEJOR LOS ZUMOS Y LECHES VEGETALES?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *