Vitalidad

¿Sufres astenia primaveral?

29 marzo 2016 — by siQuri.es0

main

Vitalidad

¿Sufres astenia primaveral?

29 marzo 2016 — by siQuri.es0

Puede que la llegada de la primavera

no te siente tan bien como pensabas…

La llegada de la primavera es un momento de alegría y felicidad para muchos: las temperaturas empiezan a subir, los días se hacen más largos, guardamos los abrigos en el armario e imaginamos las cenas de verano en nuestra terraza.

Sin embargo, hay personas a quienes el cambio de estación parece no sentarles tan bien. La ciencia se pone de acuerdo en definir los síntomas que acompañan este usual fenómeno como astenia primaveral, una dolencia que parece afectar a casi la mitad de la población cuando sucede la llegada de la primavera.

Si para algunos la primavera es motivo de joya, para otros es casi una depresión. Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, la astenia se define como «falta o decaimiento de fuerzas caracterizado por apatía, fatiga física o ausencia de iniciativa». En resumen, los que padecen astenia prefieren quedarse en cama antes que salir a recoger flores…

La astenia primaveral se define por una serie de síntomas entre los que destacan el cansancio, la apatía, la necesidad de dormir más horas de lo habitual, agotamiento físico y mental, falta de apetito, irritabilidad… Estos síntomas pueden asociarse fácilmente a otras patologías, por lo que es necesario que el médico realice una correcta exploración en caso de padecer algunos de estos síntomas.

astenia primaveral
Las alergias son muy comunes en primavera a causa de la polinización.

La astenia primaveral no es una enfermedad en si, sino una serie de síntomas que tienen mucho que ver con los cambios relacionados con la llegada de la nueva estación, como por ejemplo, más horas de luz solar, el cambio horario, las alergias provocadas por la polinización y también las infecciones y virus tan comunes en esta época del año.

Padeces alguno de los siguientes síntomas?

  • Falta de sueño
  • Irritabilidad
  • Ganas de llorar sin motivo aparente
  • Cansancio físico y mental
  • Dolores articulares y musculares
  • Dolor de cabeza o migraña
  • Falta de apetito
  • Irritación ocular
  • Problemas para concentrarse
  • Disminución del apetito sexual
  • Etc.

Estos son algunos de los síntomas más comunes producidos por la astenia primaveral. En un principio y si no hay otros motivos conocidos, estos síntomas pueden durar aproximadamente unas dos semanas, como si de una larga gripe se tratara. Sin embargo, si se alargaran más en el tiempo, es necesario que el médico realice un buen reconocimiento para descartar otras patologías como podrían ser depresión, anemia o fatiga crónica. 

astenia primaveral
Para combatir la astenia, aumenta el consumo de frutas y verduras frescas.

Si crees que la astenia primaveral se ha instalado en casa estos días, te dejamos con una serie de consejos que te serán muy útiles para recuperar tu energía y vitalidad y disfrutar de la primavera como te mereces:

  1. Duerme cada día entre 7 y 8 horas. El descanso es muy importante para que nuestro organismo se recupere correctamente de la actividad realizada durante todo el día.
  2. Come alimentos frescos en cantidad, como vegetales y frutas. La alimentación juega un papel clave en el bienestar de las personas. Evita los alimentos refinados, procesados y el exceso de productos de origen animal. Decántate por aumentar vegetales de hoja verde y frutas de temporada, así como cereales integrales y pescados azules, ricos en omega 3.
  3. Realiza un poco de actividad física cada día. Aunque solo dispongas de media hora o no te apetezca ir al gimnasio, sal a pasear cuando todavía haya sol: intenta caminar o hacer running por el campo o la playa o elige zonas verdes de tu ciudad. El yoga también es una muy buena opción para paliar los síntomas de la astenia primaveral.
  4. Bebe. La hidratación es muy importante para que nuestro organismo realice correctamente sus funciones. Bebe entre 1’5 y 2l de agua cada día. Si puedes combinarlo con zumos verdes, mejor que mejor.
  5. Regálate tiempo: disfruta de tiempo para ti, intenta relajarte, desconectar y tomarte las cosas con calma. Al cabo de unos días te sentirás mucho mejor. Ten paciencia.

Esperamos que con estos consejos la astenia primaveral sea mucho más llevadera. A pesar de estos molestos síntomas, la primavera es una época preciosa y la naturaleza nos regala más luz, alimentos de temporada refrescantes y sabrosos y unos paisajes absolutamente fascinantes.

 

¡Disfruta de la primavera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *