Vitalidad

Alimentos para prevenir la anemia

6 agosto 2015 — by siQuri.es0

main

Vitalidad

Alimentos para prevenir la anemia

6 agosto 2015 — by siQuri.es0

Cada vez más personas sufren anemia por falta de hierro, también llamada ferropénica, que se produce por una deficiencia de hierro en la sangre. Es muy común entre mujeres con ciclos de menstruación irregulares, y presenta síntomas tales como fatiga, mareos, dolor de cabeza, o sensación de falta de oxígeno al respirar.

Antes que nada, debemos consultar con nuestro médico para verificar la anemia, ya que los síntomas son ambiguos, y se puede detectar con un simple análisis de sangre.

Así pues, podemos prevenir la anemia tomando alimentos ricos en hierro, que puede ser de origen animal o vegetal, como por ejemplo:

  • Espinacas
  • Acelgas
  • Perejil
  • Frutos secos

Los pistachos y las pipas de girasol son los frutos secos que más hierro contienen.

perejil - siQuri

Para ayudar a la absorción del hierro de origen vegetal en nuestra sangre, debemos acompañar estos alimentos con otros ricos en Vitamina C, como por ejemplo:

  • Tomate
  • Pimiento
  • Naranja
  • Limón
  • Kiwi
  • Pomelo
  • Fresa

El perejil es ideal, ya que además de ser rico en hierro contiene también vitamina C, convirtiéndose en el aliado ideal para las recetas anti-anemia.

Para prevenir la anemia debemos reducir la ingesta de taninos, presentes en el te, el café y el vino.

cafe - taninos - anemia - siQuri

Os dejamos una receta para preparar una ensalada rica en hierro pero deliciosa, una ensalada de espinacas, tomate y perejil, con frutos secos y un toque de limón.

  • Cortamos las espinacas y el tomate y las ponemos en el plato
  • Cortamos el perejil y lo añadimos al gusto
  • Decoramos con pipas de girasol
  • Añadimos un toque de limón al gusto

Ensalada rica en hierro para prevenir anemia - siQuri

Esta sencilla receta puede prevenir la anemia, y también puede ayudar a personas que ya la sufren a incrementar el hierro en la sangre, esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *